HEPATITIS A

(28 de Julio día Mundial contra la hepatitis).

La hepatitis A es una infección del hígado sumamente contagiosa causada por el virus de la hepatitis A.

El virus normalmente se propaga mediante la ingesta de comidas o bebidas contaminadas con materia fecal, incluso en cantidades muy pequeñas. No se transmite al estornudar ni al toser.

A continuación, te indicamos algunas de las maneras específicas en que puede propagarse el virus de la hepatitis A:

  • Comer alimentos manipulados por alguien con el virus que no se lavó bien las manos después de ir al baño
  • Beber agua contaminada
  • Comer mariscos crudos provenientes de aguas residuales contaminadas
  • Estar en contacto cercano con una persona infectada, incluso si esa persona no manifiesta signos ni síntomas
  • Tener relaciones sexuales con alguien que tiene el virus

Síntomas

Los signos y síntomas de la hepatitis A, generalmente, aparecen después de haber tenido el virus durante algunas semanas. Sin embargo, no todas las personas con hepatitis A los manifiestan. Los signos y síntomas, si los presentas, pueden comprender los siguientes:

  • Fatiga
  • Náuseas y vómitos repentinos
  • Dolor o malestar abdominal, especialmente en la parte superior derecha debajo de las costillas inferiores (en la zona del hígado)
  • Evacuaciones intestinales de color arcilla
  • Pérdida de apetito
  • Poca fiebre
  • Orina de color oscuro
  • Dolor articular
  • Color amarillento en la piel y en la parte blanca de los ojos (ictericia)
  • Picazón intensa

Estos síntomas pueden ser relativamente leves y desaparecer en pocas semanas. Sin embargo, a veces, la infección por hepatitis A ocasiona una enfermedad grave que dura varios meses.

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con tu médico si tienes signos o síntomas de hepatitis A.

Recibir una vacuna contra la hepatitis A o una inyección de inmunoglobulina (un anticuerpo) en un plazo de dos semanas desde la exposición a la hepatitis A puede protegerte de la infección. Pregunta a tu médico local sobre la aplicación de la vacuna contra la hepatitis A en los siguientes casos:

  • Viajaste fuera del país recientemente, en especial, a México o a América del Sur o Central, o estuviste en zonas con higiene deficiente
  • Comiste recientemente en un restaurante que informa un brote de hepatitis A
  • Alguien cercano a ti, como un compañero de habitación o una persona responsable del cuidado, recibe un diagnóstico de hepatitis A
  • Tuviste relaciones sexuales recientemente con alguien que tiene hepatitis A

Prevención

Una de las mejores maneras de protegerse contra la hepatitis A es practicar una buena higiene, como lavarse las manos con frecuencia.

La vacuna contra la hepatitis A puede evitar una infección por el virus. La vacuna suele administrarse en dos veces. A los seis meses de la primera administración, se aplica una inyección de refuerzo.

Las indicaciones para la aplicación de la vacuna contra la Hepatitis A :

  •  Los bebés de entre 6 y 11 meses que realicen un viaje internacional
  • Todos los niños de 1 año o niños mayores que no hayan recibido la vacuna anteriormente
  • Quienes trabajen en un laboratorio y puedan estar en contacto con la hepatitis A
  • Las personas con otros factores de riesgo que trabajan o que viajan a aquellas partes del mundo donde es frecuente la hepatitis A